Hace 250 años, Soetsu, un humilde prestamista, es asesinado por Shinzaemon, un cruel samurai, y su cuerpo es depositado en Kasanegafuchi, un río en el que, según cuenta la leyenda, todo aquel que se hunda jamás va a volver a salir a la superficie. Veinte años más tarde, en un encuentro fortuito, Shinkichi, el atractivo hijo de Shinzaemon, se encuentra con Toyoshiga, la hija de Soetsu, y se enamoran. El pasado trágico de las dos familias pronto hará su aparición, imposibilitando el romance…